SUBLANDIA CONTRA EL ACOSO

Captura

Hace unos años, uno de nuestros colaboradores más apreciados comenzó el gran proyecto de escribir un libro: las crónicas de sublandia. Tras la publicación del libro hace tan solo unos meses, queremos compartir unas palabras de su autor, Lucas, quien sufrió acoso escolar.

Lucas, muchísimas gracias por tu gran generosidad y apoyo.

Cuando empecé a escribir Las Crónicas de Sublandia en abril de 2013 supe que la obra tenía que tratar una serie de temas. Aunque algunos los traté de forma explícita, hay otros que, aunque estén ahí, tampoco los presenté como tales. Uno de esos temas es el acoso.

Como antigua víctima de acoso escolar, sentía que era un tema que era importante tratar, aunque tenía muchas dudas sobre cómo hacerlo, pues en un universo de fantasía no es fácil plasmar una realidad tan dura, pero finalmente encontré un modo de hacerlo. Mi intención con este artículo es que la gente que lea el libro o se lo haya leído pueda ver el mensaje que lanzo contra el acoso.

Aunque no voy a contar detalles del argumento, mencionaré que en la segunda parte de la obra hay un pasaje en el que un personaje trata de forma tiránica a sus pegasos, a los que solo ve como unos criados. Blanca, la heroína de la obra, ve la clase de persona que es y conoce la forma de acabar con su tiranía. Después de lidiar con muchos acosadores a lo largo de mi vida, tengo muy claro que lo que más les molesta es la ignorancia por parte de sus víctimas. Blanca sabe eso y consigue utilizarlo en contra del acosador, desquiciándole al no ceder ante sus métodos de intimidación. Algo necesario al escribir este pasaje fue el introducir un mundo de “buenos muy buenos contra malos muy malos”, algo que no suele gustarme hacer, porque intento evitar el maniqueísmo en todo lo que escribo, pero que era necesario, porque el acoso es algo terrible y no podía destacar ninguna virtud en el perfil de un acosador.

Mi objetivo con este pasaje del libro es utilizarlo como una arremetida contra el acoso en todas sus vertientes, y espero que este pequeño artículo ayude a que la gente que lo lea a que tome conciencia de lo malo que es el acoso y de que nadie lo merece.

Lucas

SUBLANDIA CONTRA EL ACOSO