María Zambrano,31 WTCZ, Torre oeste,Planta 15. LLama Ahora 976 011 402 608 806 596

La importancia de las Habilidades Sociales

Los últimos años el tema de las habilidades sociales ha ido ganando importancia y relevancia pero, ¿sabemos en qué consisten realmente?

Para poder definirlas, tenemos que recurrir a tres conceptos importantes muy relacionados entre sí:

– Asertividad: es la parte de las habilidades sociales que contiene todos aquellos comportamientos y pensamientos que utilizamos para defender nuestros propios derechos sin agredir a nadie ni ser agredido verbalmente, es decir, cómo nos comportamos de manera que no nos provoque malestar, sin provocar malestar en las demás personas.

– Competencia social: Son aquellas aptitudes y recursos sociales, cognitivos, conductuales y emocionales que nos permiten tener relaciones adecuadas con los demás, ya sean de amistad, de pareja, familiares, o simplemente relaciones cordiales en general.

– Habilidades sociales: son una serie de conductas, que nos ayudan a resolver situaciones de forma efectiva, y que se expresan en las interacciones sociales que tenemos.

Existen numerosas habilidades sociales básicas. Algunas de las más importantes son:

– Empatía: aprender a ponerse en el lugar de otras personas

– Cooperación: capacidad de trabajar en equipo con otras personas para conseguir un objetivo común

– Comunicación: Saber expresarse con claridad, así como poder expresar sentimientos, pensamientos, emociones, etc.

– Autocontrol: identificar los propios sentimientos y creencias y aprender a controlar los impulsos.

– Resolución de conflictos: interpretar un conflicto y extraer alternativas que pueden dar solución al mismo.

La escasez o falta del desarrollo en la infancia de habilidades sociales, puede provocar una serie de problemas tales como falta de autoestima, malestar emocional, dificultad para expresar los propios sentimientos e ideas, dificultad en las relaciones con los demás, inadaptación al entorno, problemas escolares, etc.

En conclusión la competencia social que aprendemos y desarrollamos en nuestra infancia y adolescencia, está íntimamente relacionada con el funcionamiento tanto social como académico y psicológico en la vida adulta, ya que nos ayuda a interiorizar las normas sociales que vamos asimilando desde edades tempranas, y por lo tanto influye directamente en las relaciones que tenemos con los demás a lo largo de nuestra vida, así como en nuestro autoconcepto y adaptabilidad al entorno.

La importancia de las Habilidades Sociales