La policía lanza una campaña contra el acoso

En 2012, se presentaron 316 denuncias relacionadas con lesiones, amenazas, vejaciones y trato degradante en el ámbito escolar

La inmensa mayoría de las víctimas de acoso escolar nunca se lo ha contado a un adulto.

El director de la Policía, Ignacio Cosidó, junto a Íker Casillas han presentado esta mañana la campaña “Todos contra el acoso escolar” en la que colaboran profesionales del mundo de la comunicación, el deporte o la televisión como Dani Mateo, Andrés Iniesta, Xabi Alonso, Alberto Chicote, Risto Mejide, Cristina Pedroche, el Hombre de Negro, Maxim Huerta o protagonistas de series como “Águila Roja”, “Aída” o “Cuéntame”.

Acciones en las redes sociales; vídeos de concienciación; carteles en colegios; charlas para alumnos, profesores o padres; la implicación de Facebook, Google, Tuenti y otras plataformas digitales o la creación de la cuenta seguridadescolar@policia.es y un e-mail específico para denunciar este tipo de violencia en las aulas, son algunas de las medidas que integran esta campaña

El uso de smartphones, tablets y aplicaciones como whatsapp o snapchat trasladan rápidamente una pelea en el patio a los entornos digitales, convirtiéndose en una herramienta peligrosa de bullying.

Hasta el momento son 14 los protagonistas implicados en esta campaña, a los que en un futuro se podrán sumar otras personalidades relevantes de distintos ámbitos. Además, se distribuirán también carteles con el lema “Todos contra el acoso escolar” que se colgarán en miles de centros educativos de toda España. Precisamente esta mañana Iker Casillas ha sido el responsable de iniciar esta difusión en un colegio madrileño conversando con los menores, atendiendo sus preguntas y colgando el primer cartel por la convivencia pacífica de todos en las aulas.

El acoso en cifras

Casi un 54% de las víctimas de acoso escolar presenta síntomas de estrés postraumático, como pesadillas, ansiedad, insomnio, flash back o pánico; el 55% sufre depresión y el 53% tiene una imagen negativa de sí mismo, según el Estudio Cisneros sobre “Violencia y Acoso Escolar”. Pero al contrario de lo que se cree, el niño acosado no es un alumno carente de habilidades sociales o con alguna característica física que le acompleje. El acoso escolar puede recaer sobre cualquier escolar.

Durante el curso pasado, la Policía Nacional recibió en toda España 316 denuncias vinculadas con hechos sucedidos en el ámbito escolar, como amenazas (63), lesiones (213), trato degradante (15), vejaciones (22) o malos tratos de obra sin lesión (5).

El uso de las nuevas tecnologías perpetúa y magnifica el acoso

El auge de las nuevas tecnologías; el acceso masivo a Internet desde dispositivos móviles como smartphones o tablets; las aplicaciones como whastapp, Line o snapchat, y la masificación en el uso de las redes sociales conlleva que cualquier pelea o enfrentamiento en un pasillo de colegio o en el patio del instituto sea rápidamente subido a la Red, se viralice su difusión, se magnifique y la victimización se perpetúe en el tiempo.

El ciberacoso es la herramienta grupal más poderosa para ejecutar el acoso escolar y se manifiesta con mensajes insultantes, humillantes y crueles; con amenazas; suplantando la identidad de otros compañeros para dañar su reputación o amistades; revelando secretos, informaciones o fotos comprometidas o privadas, o excluyendo intencionadamente a compañeros de grupos online.

Prevención, concienciación y educación en las aulas

La Policía Nacional imparte charlas en más de 5.800 colegios de toda España sobre el acoso escolar, entre otros temas como riesgos de Internet, consumos de drogas y alcohol, o violencia de género. El objetivo es que los jóvenes perciban la importancia de mantener unas buenas relaciones afectivas, emocionales y de trato con sus compañeros y que sean conscientes de que algunas conductas son constitutivas de faltas o delitos. Estas charlas van dirigidas tanto a víctimas, como agresores u observadores, ya que la actitud del espectador puede reforzar al acosador con su silencio o frenar la humillación o vejación comunicando los hechos a un adulto, asociaciones de ayuda al menor o a la Policía Nacional.

La policía lanza una campaña contra el acoso